Image default
General

La aterradora teoría de El Valle Inquietante

Sigue de cerca la aterradora teoría de El Valle Inquietante. Hubo tiempos en que los animales cazaban seres humanos a sus anchas. La muerte más dolorosa que puede causar un animal, es propinada por la medusa, cuyo veneno no sólo es el más potente del mundo, sino que puede ocasionar un dolor impensable, pues ataca y destruye el sistema nervioso en tiempo récord.

La medusa puede matarte del dolor, o puede hacer que te ahogues mientras te retuerces en el agua, pero no hay que caer víctima de este rebuscado animal para apropiarse de una muerte atroz.

Que un oso negro te arranque la cara no debe estar tan lejos en la escala, así como morir triturado bajo los dientes de un hipopótamo o arrastrado en el pantano por un cocodrilo tres o cuatro veces más de tu tamaño.

La aterradora teoría de El Valle Inquietante

Todo eso podría pasarte hoy. Imagínate que cientos de abejas te pican al mismo tiempo y te mueres gritando, lentamente. Imagina que una jauría de lobos te despedaza como si fueras carne molida. Imagina que un enjambre de gusanos parasitarios ascaris consigue meterse dentro de ti, lento pero seguro se multiplica y anida a sus crías en tu hígado, tus pulmones y tu corazón.

Meter en tu cabeza imágenes así es la única manera de sopesar la siguiente información. Todos los años, más por mano de la naturaleza que por la del ser humano, muchas especies animales se extinguen. Incontables criaturas de todo tipo y forma, han desaparecido en los últimos 200 años.

Lea También:   Vivimos en una simulación

Y estudiando sus fósiles, reconociendo su existencia, esa rama de la ciencia que estudia los animales, la zoología, determinó como curiosidad, que sobre la tierra hubo especies que mataron a seres humanos de manera mucho más dolorosa, mucho más corrida y descarnada que la medusa.

teoría de El Valle Inquietante
Lo que está ocurriendo, es que tu cerebro te está diciendo que tengas cuidado.

Algunas de las peores muertes padecidas por seres humanos fueron propinadas por algunas de estas especies, perdidas en la historia. Paleontólogos han hallado fósiles tanto de animales, como de humanos que cayeron de formas tan desdichadas y grotescas.

¿Que surgió en ellos en pleno siglo XXI? El mismo efecto que en Darwin, estudiar el cruel mundo de los insectos, por lo cual, a puño y letra, escribió este testimonio que quedó en la posteridad: “lamento tener que informarle de que no creo en la Biblia como revelación divina y por lo tanto tampoco en Jesucristo como el hijo de Dios”, atentamente Charles Darwin, año 1850.

Misterio

Hoy se sabe que es la medusa, pero lo cierto es que nunca sabremos qué animal o que ser extraviado en el túnel del tiempo, era capaz de provocar el más descarnado calvario físico y evocar las pesadillas más horrendas y repelentes en el hombre. Pero al respecto, existe una pista donde menos pensábamos buscarla.

Hay algo que se llama Valle Inquietante. Se cuenta que cuando un ser o presunto ser se acerca en exceso a la apariencia y el comportamiento de un ser humano real, ocasiona una respuesta de rechazo en nosotros. El síndrome del Valle Inquietante empieza cuando algo intenta hacerse pasar por una persona.

Eso no solo produce un sentimiento que, puesto en palabras, nos dice “hay algo aquí que no está bien”. Produce también una profunda repulsión, produce incluso ansiedad, ver que tu cerebro grita que algo está fuera de lugar. La realidad es que todo es una interpretación vaga. No lo sabrías interpretar bien usando las palabras adecuadas, porque vives en una sociedad civilizada y estás acostumbrado o acostumbrada a la vida civilizada.

Lea También:   Los humanos se destruirán

Alerta

Pero lo cierto es que, lo que está ocurriendo, es que tu cerebro te está diciendo que tengas cuidado. Te está enviando señales de alerta, lo sientes, por eso la sensación que produce es incómoda o inquietante o desagradable, o todo eso junto.

Muchos científicos y etnólogos se unifican en una teoría de por qué ciertas imágenes producen intensa sensación a algunas personas o como mínimo, rechazo y desagrado al resto. Ellos postulan que la existencia del Valle Inquietante implica que en algún punto de la especie humana, hubo una razón para sentirse asustado de seres que parecían humanos, pero no lo eran.

Es el mismo principio por el que la oscuridad produce desasosiego e incluso, miedo a diferentes niveles en millones de personas. En algún momento al evolucionar, ya teníamos motivos para tener miedo de muchas cosas que se ocultaban en la oscuridad.

Ese mismo principio que subsiste a nuestros instintos hasta hoy, es el mismo que provoca una sensación muy antagónica, muy desagradable al ver lo que se denomina como Valle Inquietante. ¿Qué cosas hubo en nuestro pasado lejano que provocaron lo que hoy persiste en nuestros instintos? ¿Qué cosas con malas intenciones intentaban acercarse a nosotros, pareciendo humanas pero no lo eran?

Y ¿por qué había que temerles? ¿Por qué quedó ese rezago de miedo evolutivo en cada uno de nosotros? ¿Qué era aquello animal o quizás otra cosa que nos hace recordar al ver imágenes? Quedó extinto en el pasado, pero existió y hubo gente que cayó víctima de ello, por eso existe la aterradora teoría de El Valle Inquietante.

Lea También:   Codex Seraphinianus el extraño libro que describe la ciencia de un mundo paralelo 

La teoría de El Valle Inquietante: 5 ejemplos

¿Te has preguntado alguna vez porque la gente le tiene miedo a objetos inanimados, como maniquíes o muñecas?, pues existe una teoría que podría explicar ésta extraña aversión natural.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas