Image default
Extreme

El ventrílocuo caníbal

¿Qué es lo absolutamente peor que se podría llegar a decir de una persona? Igual es la peor atrocidad de la que se puede acusar a un ser humano, es muy difícil dar esa respuesta, pero quizá este tema sobre el ventrílocuo caníbal se acerque bastante.

Hemos visto gente en YouTube que nos caía muy bien sólo para descubrir luego que tenían un pasado oscuro. Un caso muy particular es el de Edward, una persona que de joven tuvo un programa en la televisión y ya de viejo, años después de haber desaparecido, de la nada subía vídeos divertidísimos, hasta que alguien en su audiencia descubrió que el sujeto había estado preso varios años por tener relaciones con un menor.

Pero ahí termina la similitud. El caso que vamos a presentar ahora recuerda un poco a Edward, pero esto es infinitamente más atroz y es increíble que tan poca gente lo conozca.

El ventrílocuo caníbal

En el año 2012, el FBI y la Interpol estaban desde hacía mucho intentando desbaratar la peor red de pornografía infantil en el mundo. Lo único que se equipararía a eso, fue la captura de Peter Yates Cold.

titiritero y ventrílocuo siniestro
Se le dieron 20 años de cárcel por cargos de posesión y producción de pornografía infantil.

Y en el año 2015, en este caso, había una red de pornografía infantil que no sólo producía y vendía material en 15 países, sino que además se hizo infame en Internet por los abusos súper grotescos perpetrados contra una niña de 4 años y otra de apenas 19 días de nacida.

Lea También:   3 muñecas prohibidas

Los investigadores estaban aterrorizados y al borde de los nervios porque leyendo transcripciones de chat, que sabían pertenecían a los degenerados, a quienes todavía no habían logrado ubicar geográficamente, se leía que uno de los líderes del grupo tenía curiosidad por abusar sexualmente de una niña muy pequeña y además, hacer algo que parecía nuevo: canibalizarla.

La fachada…

El tipo quería cortarla en trocitos, comerse algunos de esos pedazos y usar el resto para un perverso ritual necrófilo. Cuando finalmente lograron dar con él, se dieron cuenta que el sujeto se llamaba Ronald Brown, tenía al momento de su captura 57 años, vivía en el estado de La Florida, era de profesión titiritero y ventrílocuo y además, tuvo su propio programa infantil cristiano llamado Ron y Martí.

Poco sabían los niños del programa, los padres de esos niños, los otros anfitriones y finalmente la audiencia, que no sólo estaban escuchando predicas religiosas de un pedófilo extremadamente siniestro, sino además, de un asesino serial en potencia, que fue bautizado como “el ventrílocuo caníbal”.

Una persona que hoy, se sabe ya desde entonces, coleccionaba fotos y vídeos de niños que no sólo eran violados por adultos, sino además vídeos gore y snuff. En el presente, encontraron manifiestos, por medio de chats con sus subordinados, socios de la organización criminal del señor Brawn, en los cuales él vomitaba en texto fantasías eróticas asociadas con comerse un niño y después masturbarse sobre sus restos.

Escándalo

La noticia salió en todos los medios de comunicación, hubo un gran alboroto, pero lo que muchos de estos medios se perdieron en su momento, dado que la información estaba incompleta, era que aquellos manifiestos de chat no eran una expresión de deseo, eran de hecho, un proyecto nuevo de la organización, organización que hoy sabemos hizo estas cosas durante muchos años, o sea ya tenían experiencia en el asunto.

Lea También:   3 hechos terroríficos que ocurrieron en conciertos, escenarios y sets

Por si todavía no lo has pillado, esto quiere decir que muy probablemente Ronald Brown sí se comió a varios niños a lo largo de los años. Amén de todos los que llegó a abusar.

Se le dieron 20 años de cárcel por cargos de posesión y producción de pornografía infantil, pero todavía se está investigando activamente si él en particular, cometió homicidios. Los detectives y el fiscal encargados de llevar el caso, piensan que es lo más probable.

Horrible caso de canibalismo en la ciudad de Miami en la Florida

Con el rostro destrozado a mordidas terminó un sujeto víctima de un espeluznante acto de canibalismo ocurrido a plena luz del día.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas